Humedales artificiales

En el Tancat de la Pipa se unen la sabiduría tradicional y las nuevas tecnologías.

Los terrenos ganados a l’Albufera mediante los aterramientos realizados por nuestros antepasados han sido reconvertidos en marjal retirando la tierra. Sin embargo se ha mantenido el flujo hídrico que regaba los campos originarios, con las mismas entradas y salidas. Se han creado dos lagunas de marjal y cuatro parcelas de aguas someras para los filtros verdes y también, se ha excavado un ullal.

El agua pasa por todo el sistema hasta llegar al motor (la turbina original continúa funcionando, aunque se han instalado otras dos bombas de mayor potencia), y sale filtrada a l’Albufera.

La calidad del agua se controla de manera automática mediante dos sondas situadas en la entrada del sistema y en la salida. Se dispone de un mecanismo de seguridad, mediante el cual, si el agua no cumple unos parámetros mínimos de calidad, es devuelta a los filtros verdes, mediante rebombeo, para volver a ser depurada.

Un laboratorio al aire libre

Con el objetivo de aplicar una gestión adecuada a la zona restaurada, se está realizando el seguimiento científico de los principales parámetros ambientales, sobre todo centrados en las aguas. Además del seguimiento exhaustivo del sistema de depuración, se está estudiando la evolución de las comunidades de plancton, macrófitos (vegetación sumergida), artrópodos, aves y murciélagos. Los resultados obtenidos nos informarán sobre la capacidad de evolución de un humedal de nueva creación, así como la relación entre la calidad del agua y la biodiversidad.


LOS FILTROS VERDES: UNA EXPERIENCIA PILOTO.

Teniendo en cuenta la mala calidad de las aguas de la laguna de l’Albufera, era necesario por parte de la Confederación Hidrográfica del Júcar, planificar una serie de actuaciones que tuvieran como objetivo revertir en la medida de lo posible el estado de deterioro de las mismas. Entre estas actuaciones, la que se está llevando a cabo en el Tancat de la Pipa es una de las más novedosas: los Filtros Verdes.

Se trata de aprovechar la capacidad de depuración de los humedales para filtrar las propias aguas de la laguna, ya que son ricas en materia orgánica: el fitoplancton (algas microscópicas causantes del color verde característico del agua de L’Albufera). En los filtros verdes del Tancat de la Pipa, es la enea (Thypha dominguensis), la principal planta depuradora.

No existen muchas experiencias previas con objetivos similares a los planteados en este proyecto; averiguar cuánta agua es capaz de depurar el filtro verde diariamente.

La información recabada gracias a este proyecto piloto, nos dará las claves de la eficiencia de los filtros verdes como herramienta de mejora de calidad del agua en todo el Parque Natural de l’Albufera.